Compartir
Santos
Comisión de la Verdad

Este 11 de junio el expresidente Juan Manuel Santos, quien fue ministro de la Defensa entre 2006 y 2009, habló ante la Comisión de la Verdad sobre las dimensiones de los falsos positivos, con el fin de aportar en el esclarecimiento de la verdad y brindar un contexto explicativo para el país, pero sobre todo para las víctimas, que ayude a comprender las causas y los impactos de este fenómeno que afectó a miles de familias.

En su relato el expresidente claramente explicó que su jefe en todo momento fue Álvaro Uribe Vélez, con quien no compartió la visión de cómo acabar con la guerrilla de las Farc. “Uribe era el presidente y yo su subalterno”, sentenció. Para Santos, que Uribe no reconociera el conflicto armado, dificultaba su estrategia pues significaba que no se podían aplicar las leyes de la guerra sobre bombardeos que permite el derecho humanitario en caso de conflictos armados.

“Uribe nunca quiso reconocer la existencia de un conflicto armado, los guerrilleros para él eran unos simples narcotraficantes y terroristas”, Juan Manuel Santos.

“El doble mensaje creaba cierta confusión en las fuerzas armadas porque aplicaban las DDHH pero su comandante supremo y jefe del Estado no reconocía la existencia de un conflicto armado. Paro mí, esa duda no existía. Y así se lo hacíamos saber a las tropas: hay que aplicar los derechos humanos y punto”, indicó el Nobel de Paz.

Santos
Comisión de la Verdad

En su discurso Santos después de explicar cómo se enteró de que efectivamente ocurrieron los falsos positivos y de conocer en primera mano casos provenientes de Soacha, aseguró:

“Con estos reconocimientos no pretendo minimizar ni mucho menos la gravedad de lo que pasó en Colombia entre 2002 y 2008, cuando miembros de nuestro Ejército violaron su juramento de proteger las vidas de los colombianos e hicieron todo lo contrario: se convirtieron en sus asesinos”.

Aceptó además que “el pecado original”, lo que en el fondo dio pie a que ocurrieran esos casos, “fue la presión para producir bajas y todo lo que se tejió alrededor de lo que muchos han llamado ‘la doctrina Vietnam’. Pero al mismo tiempo, en honor a la verdad, tengo que decir que el presidente Uribe no se opuso al cambio de esa nefasta doctrina, que él mismo había estimulado. Nunca recibí una contraorden, ni fui desautorizado”, aseguró.

Falsos positivos de jóvenes de Soacha

Santos también habló sobre el caso de las madres de Soacha, uno de los detonantes del macabro episodio. “A mediados de septiembre de 2008 Carlos Franco, el director del Programa Presidencial de Derechos Humanos, asistió a una reunión de la comisión en la Defensoría del Pueblo, en la que el Instituto de Medicina Legal dijo que había encontrado muertas en Ocaña a unas personas que habían sido denunciadas como desaparecidas en Soacha desde febrero”, relató el expresidente.

Dijo además que Franco llamó a la Fiscalía en Ocaña y preguntó de qué habían muerto esas personas. “Se pusieron a averiguar y al cabo de un par de horas le dijeron que todas aparecían muertas en combate con el Ejército. Luego llamó a Cimitarra y pasó lo mismo: aparecían como muertos en combate”.

“Se rebasó la copa, me dije a mí mismo, y hay que coger el toro por los cachos haciendo esto público. Se produjo un comunicado diciendo que tenemos una información muy preocupante de unos desaparecidos de Soacha que aparecieron como “NN” caídos en combate en Ocaña, reportados por el Ejército, y que estamos investigando. Mi experiencia de periodista me había enseñado que si hacíamos eso público podía surgir más información que nos ayudara a resolver semejante situación”, declaró Santos.

SEGUIR LEYENDO:

MinSalud anunció que personas con comorbilidades priorizadas ya podrán vacunarse sin cita

Tres empresarios colombianos son imputados por enriquecimiento ilícito por el caso Odebrecht