Compartir
Pesca deportiva, imagen de referencia. Pixabay.
Pesca deportiva, imagen de referencia. Pixabay.

La pesca deportiva es una actividad regulada en Colombia que permite disfrutar de los parajes naturales mientras se disfruta un día de tranquilidad en lagos, lagunas o ríos, y debido a la diversidad del paisaje colombiano, es posible encontrar en el país distintos sitios dedicados a esta práctica.

Los alrededores bogotanos comprenden algunos de los parajes más buscados por los adeptos a esta actividad recreativa, y por ello, también permite encontrar en estos destinos clubes de pesca y ‘fishing lodges’ tanto para aficionados, como para los más experimentados. Pensando en esto, hoy Infobae le cuenta sobre algunos de estos lugares ideales para la pesca deportiva en los alrededores de Bogotá:

Refugio del Sisga

En el municipio de Chocontá, ubicado a una hora de Bogotá, se encuentra este refugio de la organización Pispesca, que se encuentra más precisamente en la represa de Sisga, un escenario ideal para la pesca de truchas, pero también para realizar otras actividades como remo, kayak, vela, wave runner y senderismo.

Esta ‘fishing lodge’ brinda servicio de hospedaje para los pescadores, por lo que sus instalaciones cuentan con cinco habitaciones con televisión digital, acomodación para 24 personas y 15 botes.

Lagos de Siecha

Vía al Parque Nacional Natural Chingaza, en el municipio de Guasca, se encuentra este complejo hídrico en donde se puede pescar truchas arcoíris. El lugar brinda alquiler de implementos como cañas artesanales y carnadas, elaboradas allí mismo. Los visitantes también pueden disfrutar de un restaurante – bar y centro de convenciones para sus actividades.

Lagos de Siecha

La Trucha Muisca

Se trata de uno de los lugares preferidos por los pescadores en los alrededores de Bogotá. Está ubicado a pocos minutos del pueblo de Guasca, y comprende un complejo de lagunas naturales donde es posible pescar truchas arcoíris de todos los tamaños y pesos.

El lugar asimismo cuenta con servicio de restaurante, hospedaje y camping, para aquellos que gozan de una actividad al aire libre completa.

Embalse del Neusa

A 65 km de Bogotá, entre los municipios de Cogua y Tausa, está el Parque Embalse del Neusa. Son 3.700 las hectáreas de bosque andino para reconectar con la naturaleza y 900 hectáreas de embalse, donde conviven truchas arcoíris, capitanes de la sabana y la guapucha.

Allí es posible acampar, así como pescar, pagando una licencia que redondea los 10.000 COP y permite capturar un máximo de cinco peces.

Parque Embalse del Neusa
Ubicado en los municipios de Tausa y Cogua (Cundinamarca), abarca 3.700 hectáreas de bosque andino y un embalse de 800 hectáreas, en el que se puede realizar pesca deportiva. (Colparques Colombia/)

Montearroyo

Está ubicado a media hora de Bogotá por la vía que conduce al municipio de La Vega. El lugar cuenta con con dos lagos de concreto y uno natural especializados en trucha arcoíris. Además, brinda la opción de enviar a preparación la pesca a su restaurante campestre o llevar a casa la trucha en filete mariposa y sellado al vació, lo que ayuda a una mejor conservación.

Además, tienen un concepto de buenas prácticas acuícolas, entre las que brindan a los visitantes la oportunidad de observar cada una de las etapas del cultivo de trucha arcoíris (alevinaje, levante y engorde). También tienen servicio de asesoría para solución de inquietudes acerca del cultivo de trucha, por lo que asimismo realizan acompañamiento durante el ciclo productivo de los peces.

SEGUIR LEYENDO:

Conozca cinco city tours imperdibles en Colombia

Video | Santos Borré y su mala suerte con el Frankfurt: el insólito rebote que lo alegó de su primer gol en la Bundesliga