Compartir
AMLO podría haber replicado una estrategia cardenista (Foto: Reuters / Henry Romero // PRI)
AMLO podría haber replicado una estrategia cardenista (Foto: Reuters / Henry Romero // PRI)

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) volvió a robar cámara desde el fin de semana, pues un posible nombramiento en un puesto diplomático retumbó en el centro de la llamada oposición a la 4T; al respecto, parece que el jefe del ejecutivo emula una estrategia digna de apreciarse con una visión histórica.

Con la nominación de Quirino Ordaz como próximo embajador de México en España, por parte de López Obrador, el mandatario nacional se posó al centro de múltiples críticas, pues distinguidos miembros de la coalición Va por México acusaron que se trata de un sabotaje a la oposición, mientras que otros analistas supusieron una “deuda” que fue saldada.

En este caso, tanto Jesús Zambrano, presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), como Alejandro Moreno, líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI), homologaron criterios, los cuales se asemejan a los de Julio Hernández López “Astillero”, renombrado periodista mexicano, o Javier Lozano, ex secretario del Trabajo durante el sexenio de Felipe Calderón.

AMLO con Lázaro Cárdenas (Foto: INAH/Cuartoscuro)
López Obrador realizó un anuncio que no le pareció adecuado al líder del PRI, el cual arece a algo implementado en 1935 por Lázaro Cárdenas (Foto: INAH / Cuartoscuro)

Primero, el PRD emitió una serie de declaraciones contra la nominación. Zambrano Grijalba aseguró que lo que AMLO busca es “desmoralizar a la ciudadanía que votó por la alianza (PRI-PAN-PRD) y a la propia militancia”.

“¡Su objetivo es desmadrar a la coalición, no lo permitiremos!”

Asimismo, Agustín Basave, ex presidente del mismo partido, señaló un acercamiento entre Morena, el partido de AMLO, con el PRI, a lo que comúnmente se le conoce como PRIMOR. Y recordó que el tricolor votó a favor de la “militarización” que promovió López Obrador.

Por su cuenta, Alejandro Moreno, presidente del PRI advirtió, sin mencionar su nombre, que si Ordaz Coppel acepta el cargo de embajador, podría perder su militancia al interior del partido. Y, al igual que Zambrano, defendió la coalición impulsada por Gustavo de Hoyos y Claudio X. González.

“Absolutamente nadie puede utilizar las siglas del PRI para negociar posiciones, no vamos a permitir las intenciones del gobierno de Morena para dividir ni a la coalición Va Por México ni al PRI”, advirtió Moreno Cárdenas, quien refirió que la “lealtad, unidad y compromiso de un priista se demuestra al lado del Partido”.

Quirino Ordaz y AMLO (Foto: Cuartoscuro)
Quirino Ordaz fue nominado por AMLO como embajador de México en España (Foto: Cuartoscuro)

De manera similar, el creador de la columna El Astillero manifestó su extrañeza a que el mandatario nacional ofreciera un puesto diplomático al gobernador saliente. Aunado a esto, se preguntó si hay un trasfondo.

“Enfilar a Quirino Ordaz, actual gerente priista de Sinaloa, a que ocupe la embajada de México en España , tiene significados políticos negativos más allá de lo meramente diplomático”, publicó el sábado 11 de septiembre en su cuenta oficial de Twitter.

“¿Qué se le está pagando a Quirino Ordaz con tan importante cargo?”

No obstante, existe una tercera consideración que se debe de tener en cuenta cuando se trata un tema de política con AMLO: el peso de la historia, pues si algo ha demostrado el jefe del ejecutivo es atender a este recurso para hacer política.

Lázaro Cárdenas y el Maximato

López Obrador es un político de carrera larga y conocedor de la historia de México, por lo que al revisar la consolidación del gobierno del general Lázaro Cárdenas ante el Maximato, se encuentra un símil entre el nombramiento de Quirino con este momento histórico.

Francisco Plutarco Elías Campuzano, también conocido como Plutarco Elías Calles, gobernó México oficialmente de 1924 a 1928. Fue bajo su tutela que se institucionalizaron muchos gremios de diferentes sectores y una vez aglomerados, fundó el Partido Nacional Revolucionario (PNR), hoy PRI.

Sin embargo, tras su retirada de la silla presidencial, su injerencia política se hizo permanente durante otros seis años más (1928-1934) en las administraciones de Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo Rodríguez, quienes a pesar de portar la banda presidencial atendieron los caprichos de Elías Campuzano al pie de la letra.

Lázaro Cárdenas (Foto: INAH)
Lázaro Cárdenas ordenó el exilio de Calles en 1936 (Foto: INAH)

A este periodo se le conoce en México como el Maximato, pues hace referencia a que el fundador del PNR era el jefe máximo, aún por encima de los últimos tres presidentes que sólo gobernaron dos años cada uno.

Con la intención de prolongar su influencia por más años, Plutarco Elías Calles decidió poner en la silla del águila a Lázaro Cárdenas, un general que le pareció fiel y sin la fuerza necesaria para desplazarlo de la cúspide política; sin embargo, con lo que no contó es que Cárdenas del Río era un estratega formidable.

Para cuando Cárdenas llegó a la presidencia, el 1 de diciembre de 1934, tres callistas fieles a Plutarco fueron impuestos al interior de su gabinete. Asimismo, dos hijos del “jefe máximo” eran gobernadores: Plutarco Elías fue jefe del ejecutivo local de Nuevo León y Alfredo Elías hizo lo propio en Tamaulipas, ambas entidades fronterizas con Estados Unidos de suma importancia para México.

Como si esto no fuera suficiente, un yerno de Calles fue nombrado subsecretario de Relaciones Exteriores, por lo que el margen de maniobra de Lázaro Cárdenas se vio cooptado por numerosos políticos sumamente cercanos a Plutarco Elías.

Sin embargo, una complicación médica hizo que Calles fuera a Estados Unidos para ser sometido a un procedimiento quirúrgico y fue cuando Cárdenas, en 1935, aprovechó la situación para debilitar la influencia callista en el gobierno.

En este punto para la administración cardenista, el ex general “promovió” a algunos callistas a realizar trabajos en el extranjero y sustituirlos con personas leales a él, robusteciendo su autoridad fáctica. Aunado a esto, con el regreso de Elías Campuzano a México y un estallamiento de huelgas, el ex presidente amenazó a Cárdenas del Río.

Aniversario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) (Fotoarte: Jovani Pérez / Infobae)
Aniversario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) con la imagen de Calles y Cárdenas (Fotoarte: Jovani Pérez / Infobae)

En consecuencia, el presidente exigió la renuncia de los callistas insertados en su gabinete, algo que fue aplaudido por los huelguistas, que en su mayoría eran de la clase obrera pujante en México tras la Revolución Mexicana.

Con el empoderamiento de Cárdenas y el debilitamiento de Calles, para el 9 de abril de 1936, un grupo de militares tomó por sorpresa la residencia del ex presidente y le comunicaron que el presidente en turno le ordenaba prepararse para salir del país a las siete de la mañana. Acto seguido, el jefe máximo fue exiliado a Estados Unidos para evitar que interfiriera en la gestión del jefe del ejecutivo federal.

En contraste con la nominación propuesta por AMLO, pareciera que la posible promoción de Quirino Ordaz como embajador fuera un llamamiento a la alineación de un priista con la 4T, lo cual podría repercutir en un probable resquebrajamiento de la coalición Va por México, la cual fue congregada desde la iniciativa Sí por México que era encabezada por Gustavo de Hoyos y Carlos X. González.

Sin embargo, es muy pronto para definir las consecuencias que podría tener este nombramiento en la alianza PRI-PAN-PRD. Pues si bien el tricolor y el sol azteca ya se manifestaron en contra, el blanquiazul, el partido mejor posicionado de Va por México, se encuentra en un proceso de elección interna que mantiene ocupados a la militancia y por tanto no se ha definido oficialmente.

Con información de “Historia esencial de México”, de Armando Ayala Anguiano.

SEGUIR LEYENDO:

El PRI cumple 92 años: así llega el “dinosaurio” a las elecciones de 2021 para hacer frente a Morena

Crímenes, fraudes y el EZLN: así fue el turbulento sexenio de Carlos Salinas de Gortari

Quién mató a Colosio y dónde está Manuel Muñoz Rocha: los misterios sin resolver del sexenio de Salinas