Compartir
Alberto Fernández elecciones paso frente de todos
Alberto Fernández, único orador del Frente de Todos (Franco Fafasuli)

Solo los municipios del conurbano sur y un puñado del corredor oeste del AMBA le dieron una alegría al Frente de Todos en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de este domingo. Juntos ganó en siete de las ocho secciones y el resultado, de asemejarse a lo que pueda llegar a pasar en noviembre, complica los planes que tenía en mente el gobernador Axel Kicillof ya que la recuperación de bancas proyectadas para el Senado bonaerense no será tal. Además, el Frente de Todos sufrió derrotas en varios municipios donde gobierna.

La actual composición es de 26 bancas para Juntos y las 20 restantes para el Frente de Todos. El oficialismo imaginaba tener expectativas para ir a la elección de noviembre con la posibilidad de arrebatarle tres bancas a la oposición, para quedar 23 a 23 y que desempate la vicegobernadora Verónica Magario cuando fuera necesario. Por ahora está más lejos de ese anhelo.

La derrota más dura -o acaso inesperada- a priori para el oficialismo se dio en la Primera sección electoral. Es una elección clave que pone en juego ocho bancas para la Cámara Alta provincial. Actualmente, el FdT tiene tres bancas y aspira a recuperar una para que la ecuación quedé cuatro a cuatro o en el mejor de los casos poder dar vuelta esa cuenta. Sin embargo, este domingo sufrió un duro revés. Con el 95% de las mesas escrutadas, Juntos se impuso con el 40% de los votos entre las dos listas contra el 35.6% que sacaba el FdT.

Si bien el FdT pudo ganar en algunos municipios de la Primera sección electoral como Merlo o Moreno perdió en distritos en los que históricamente se imponía. Se trató, también, de derrotas con un condimento especial como las que se dieron en San Martín o Mercedes ¿el motivo?, son municipios con fuerte injerencia de ministros nacionales. Hasta 2019, San Martín estuvo gobernada por el actual ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis. Allí, la sumatoria de los votos entre Diego Santilli y Facundo Maaes consiguió imponerse contra la lista de Victoria Tolosa Paz. Fue 39,2 (Juntos) contra 35,3 (FdT)

Mercedes fue otra derrota local con una lectura particular. Allí la diferencia fue de casi 20 puntos para Juntos. Pero el resultado astilla también al ministro del Interior, Wado de Pedro, oriundo de esa localidad y armador territorial del oficialismo.

Otra derrota inesperada en los términos en los que se dio fue en la Cuarta sección electoral. En el noroeste también se impuso con comodidad Juntos. La expectativa estaba puesta en algunos municipios como Junín o Chacabuco. Pero ya bien entrada la noche el mapa bonaerense era casi todo amarillo con la excepción de algunos municipios del conurbano, además de General Villegas, Pila y Monte Hermoso.

Durante la campaña electoral hubo un fuerte despliegue hacia esa región que encabezó el gobernador Axel Kicillof, pero que también tenía al presidente de la cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa como co-protagonista de esas incursiones. Sucede que el Frente Renovador tiene parte de estructura al servicio de la alianza gobernante en esa región de la provincia. Las figuras de los dirigentes no fueron suficientes. Este domingo, Juntos se impuso con el 49,7% para la lista a senadores provinciales sobre el 33.10% que alcanzó el peronismo.

Alberto Fernández elecciones paso frente de todos
Sin triunfalismos en el búnker del FdT (Franco Fafasuli)

También, poco se esperaba de la Quinta sección electoral a priori. Y poco dio para el conteo final del oficialismo. El peso de Mar del Plata definió el número final de esa región bonaerense. Gobernada por Guillermo Montenegro (JxC), en Mar del Plata las dos listas de Juntos a senadores provinciales obtuvieron el 49,35% de los votos contra el 27,78% de los sufragios. En la Quinta sección electoral, la lista de Tolosa Paz sacó el 25,87% contra el 46% de Juntos. El oficialismo solo se impuso en Pila.

La cantidad de votos que el oficialismo obtuvo en la Séptima sección electoral, tampoco alcanza para que en noviembre -si se repiten los guarismos- el FdT consiga meter uno de los tres senadores en juego, lo que era uno de los objetivos alcanzables. Este domingo, la alianza gobernante que fue con Eduardo Bucca como primer candidato a senador provincial sacó el 30,11% de los votos. Para ingresar un candidato tiene que obtener como mínimo el 33.33% de la cantidad de votos.

Otra dura derrota al corazón del kirchnerismo se da la que Tolosa Paz recibió en el distrito de Quilmes donde gobierna Mayra Mendoza. La sumatoria de la lista de Santilli con Manes se llevó el 40,39% de los votos mientras que el Frente de Todos 33,3%. Tolosa Paz tampoco pudo ganar en su propia ciudad, La Plata, donde además tiene interés de pelear la intendencia en 2023. En la capital bonaerense, la nómina

A medida que iba pasando la jornada, el humor empezaba a cambiar en el búnker de Diego Santilli. En las primeras horas de las tarde, todo era seriedad y semblante tieso entre los intendentes de Juntos por el Cambio que se movían entre el salón La Enramada como lugar de encuentro con la prensa y el centro de convenciones Vonharv, ambos en la ciudad de La Plata entre las localidades de Gonnet y Ringuelet. Ya pasada las 21 hora sonó la primera cumbia en el búnker con Damas Gratis y las tensiones fueron cediendo. El festejo se empezaba a olfatear.

Aglaplata (segunda entrega) Bunker de axel
Tolosa Paz, Kicillof, Máximo Kircher ante un festejo anticipado en La Plata. Luego los resultados serían otros (Foto: Aglaplata)

Hasta ese momento, del otro lado, en el FdT, los boca de urnas o mensajes que corrían por whatsapp entusiasman antes de los cierre de los comicios. Planteaban un escenario que luego no se materializó y ubicaban a Victoria Tolosa Paz como ganadora y la cabeza de una lista que más votos había sacado. Sin embargo nada de eso sucedió, pero alcanzó para que el gobernador bonaerense Axel Kicillof, los candidatos Tolosa Paz y Daniel Gollán y el presidente del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, arengaran a la militancia con la expectativa de un triunfo.

Pasaron por “La Casa de Axel”, un centro cultural kirchnerista ubicado a 3 cuadras de la gobernación en pleno centro platense. Hablaron ante un grupo de seguidores trazando una eventual victoria, festejaron y desplegaron un poco de liturgia electoral tratando de recordar la última elección. Ya en el búnker en Chacharita, junto al presidente, Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el semblante fue otro y solo habló el presidente Alberto Fernández haciéndose cargo de la derrota. La derrota ya estaba asumida.

SEGUIR LEYENDO:

“Se nos está quemando el rancho”: cómo se vivió la inesperada derrota en el búnker del Frente de Todos

Contundente derrota de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en casi todo el país

Alberto Fernández: “Evidentemente algo no hemos hecho bien pero todos escuchamos el veredicto de la gente”