Compartir
FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de Bankinter y ejemplares de sus resultados anuales durante la junta general de accionistas celebrada en Madrid, España, el 17 de marzo de 2016. REUTERS/Andrea Comas
FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de Bankinter y ejemplares de sus resultados anuales durante la junta general de accionistas celebrada en Madrid, España, el 17 de marzo de 2016. REUTERS/Andrea Comas (Andrea Comas/)

MADRID, 22 jul (Reuters) -La entidad española Bankinter obtuvo en el segundo trimestre un beneficio neto recurrente de 96,2 millones de euros, mejor de lo previsto, frente a las pérdidas registradas en el mismo periodo del año anterior, gracias a un aumento de la actividad crediticia que espera que continúe en los próximos meses.

Los analistas encuestados por Reuters habían previsto un beneficio recurrente de las actividades puramente bancarias de unos 81 millones de euros, frente a una pérdida de 53,8 millones de euros en el mismo trimestre de hace un año, cuando contabilizó 177 millones de euros en provisiones relacionadas con la pandemia de COVID-19.

Por segundo trimestre consecutivo, el banco no realizó ninguna provisión específica relacionada con la pandemia.

Las acciones de Bankinter caían un 0,4%, frente a la subida del 0,88% del principal índice de referencia español Ibex-35. Los analistas de JP Morgan destacaron un ratio de solvencia peor a lo esperado en el trimestre debido a ajustes de valoración e impactos regulatorios. Bankinter terminó el periodo con un ratio de capital core tier-1 (la principal medida de solvencia en la banca) del 12,2%, frente al del 12,28% de marzo.

El banco español dijo que su actividad comercial mostró señales de reactivación «positivas» a lo largo de la primera mitad del año, gracias a la mejora del entorno macroeconómico, contemplando la probabilidad de que la tendencia de crecimiento continúe.

En este contexto, los márgenes financieros se vieron impulsados por el sólido crecimiento de la cartera de préstamos del banco, en concreto de los préstamos hipotecarios, que la casa de valores Jefferies señaló como factor de impulso de los ingresos básicos.

A pesar de la presión de los bajos tipos de interés, el margen de intereses —los beneficios de los préstamos menos los costes de los depósitos— aumentó un 7,5% hasta 327,5 millones de euros, por encima de los 317 millones de euros previstos por los analistas. En el segundo trimestre, el margen de intereses fue un 5% superior al del primer trimestre.

El cuarto banco del país por valor de mercado registró un beneficio neto de 992 millones de euros en el segundo trimestre, impulsado principalmente por las plusvalías de 896 millones de euros obtenidas por la salida a bolsa en abril de su filial de seguros Línea Directa Aseguradora.

Los analistas encuestados por Reuters esperaban un beneficio neto de 997 millones de euros teniendo en cuenta la contribución de la salida a bolsa de LDA.

LDA representaba una quinta parte de los beneficios del banco antes de la escisión y los analistas esperan información sobre cómo recuperará Bankinter este negocio perdido.

En el pasado, Bankinter ha dicho que era optimista en cuanto a compensar la pérdida de la contribución de LDA en un horizonte de tres años, apuntando a un beneficio neto de más de 550 millones de euros en 2023.

(1 dólar = 0,8480 euros)

(Reporte de Jesús Aguado; información adicional de Emma Pinedo; edición de Inti Landauro y Elaine Hardcastle; traducción de Flora Gómez y Darío Fernández)