Compartir
Crítica de Carlos Antonio Vélez a Sebastián Villa. Foto: Archivo
Crítica de Carlos Antonio Vélez a Sebastián Villa. Foto: Archivo (Archivo/)

Un escándalo sin precedentes se presentó este martes al terminar el partido de octavos de final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors de Argentina y Atlético Mineiro de Brasil. En la zona mixta del estadio Mineirão de Belo Horizonte tras la eliminación del conjunto Xeneize, los jugadores se enfrentaron en una batalla campal que tuvo que ser intervenida por las autoridades.

Y es que en varios videos quedó registrado el momento en que el exfutbolista de Boca y actual miembro del Consejo de Fútbol, Jorge ‘El Patrón’ Bermúdez, junto a Sebastián Villa y demás compañeros, se salieron de casillas y enfurecidos comenzaron a lanzar improperios y objetos a la seguridad del estadio. Descolocados se sumaron a una batalla contra la seguridad en la que hubo agresiones y hasta escupitajos en medio de la pandemia por covid-19.

Cabe recordar que los futbolistas del equipo argentino no reaccionaron bien ante la ‘injusticia’ que vivieron en territorio brasilero, pues un gol anulado, tras un aparente fuera de juego, despertó la ira de quienes llegaron dolidos puesto que en el juego de ida vivieron la misma situación.

Fue una imagen que le está dando la vuelta al mundo, pues varios integrantes de la delegación de Boca Juniors se agarraron a trompadas con gente de seguridad y posteriormente terminaron detenidos por la policía.

Uno de ellos fue el mencionado colombiano Villa pues, en un informe policial revelado por un periodista brasileño, se documentó que el cafetero lanzó un bebedero en contra de unos guardias de seguridad y funcionarios del estadio. A algunos otros jugadores se les acusó de escupir a militares brasileños. Así como amenazas con extintores de fuego y barras de hierro.

Las opiniones no se hicieron esperar. Uno de los que no se guardó nada ante el bochornoso hecho fue el periodista colombiano Carlos Alberto Vélez, pues consideró que los argentinos siempre han sido unos “llorones” y que no es la primera vez que se ven envueltos en medio de un escándalo de este tipo.

Siempre han sido malos perdedores los argentinos. Si lo de Boca acá lo vivimos, en Manizales, el día que Once Caldas salió campeón. No es nuevo que sean malos perdedores. Son buenos para armar escándalos y victimizarse cuando supuestamente los agreden, violentan o asaltan”, señaló en medio de su habitual editorial de las mañanas, en el programa Planeta Fútbol de Antena 2.

Para nadie es un secreto que la reacción de Boca no fue la mejor, pero hay quienes les dan la razón luego de ser afectados por las decisiones del VAR. No obstante, Vélez siguió señalando a los jugadores y no tuvo piedad con su compatriota Villa, pues le sacó el expediente de su caso judicial por violencia de género, luego de que su expareja, Daniela Cortes, lo denunciara ante las autoridades argentinas.

Sebastián Villa, alias el ‘Pegalón’. Villa, pues, pega en la casa, fuera de la casa, en el estadio, en cualquier lugar… qué hombre indeseable. Futbolísticamente tiene cosas positivas, pero qué mal define”, afirmó y dejó claro que el jugador no es de su agrado.

¿Qué pasó con Villa y sus compañeros?

Durante más de doce horas, jugadores, cuerpo técnico y directivos que acompañaron al plantel estuvieron a bordo del autobús que transportaba a Boca Juniors a la espera de que la Policía local diera el ok para su partida. Entre los nueve apuntados que tuvieron que declarar ante las autoridades estuvieron los futbolistas Carlos Izquierdoz, Javier García, Sebastián Villa, Carlos Zambrano y Marcos Rojo, los integrantes del Consejo de Fútbol Raúl Cascini y Jorge Bermúdez, además de los integrantes del cuerpo técnico Leandro Somoza (ayudante de campo) y Fernando Gayoso (entrenador de arqueros).

Según detalló el medio brasileño Lance, la Policía analizó las imágenes de las cámaras de seguridad del estadio para identificar a los responsables de la gresca y luego los trasladó hasta la Central de Flagrantes (Ceflan 4) ubicada en el barrio Alípio de Melo, en la región noroeste de Belo Horizonte.

Las cámaras de ESPN captaron el momento en que el micro partió de la comisaría alrededor del mediodía luego de que se resolvieran los temas legales. Lo sucedido en Brasil escaló hasta tal punto que la embajada de Argentina en ese país tomó cartas en el asunto y el cónsul de Belo Horizonte, Santiago Muñoz, se puso al frente del tema para colaborar con la asistencia legal de la delegación argentina. Según se conoció, debieron pagar una multa de 9.000 reales para finalizar el tema legal.

SEGUIR LEYENDO:

Video| ¿’Chicho’ Arango se despidió entre lagrimas de la hinchada de Millonarios?

Así quedó el estadio Atanasio Girardot de Medellín tras las obras que le hicieron para la Copa América que finalmente no se realizó en Colombia