Compartir
16-09-2019 Arantxa de Benito, en una imagen de archivo EUROPA ESPAÑA SOCIEDAD
16-09-2019 Arantxa de Benito, en una imagen de archivo EUROPA ESPAÑA SOCIEDAD (J.RAMON GUISADO/)

MADRID, 11 (CHANCE)

La polémica rodea de nuevo a Zayra Gutiérrez, la hija de Arantxa de Benito y Guti. Después de unos meses en los que se convirtió en noticia por saltarse las medidas restrictivas impuestas por la pandemia una y otra vez asistiendo a fiestas ilegales, no llevando la mascarilla o incumpliendo el toque de queda, parecía que la joven había encontrado la tranquilidad al lado de su nuevo novio, Miki Mejías.

Pero no, ya que en los últimos días se ha especulado con el carácter controlador, posesivo y celoso del chico, de quien Zayra está enamoradísima y con quien vive en Londres desde hace un mar de meses. Diferentes personas relacionadas con Miki han hablado en el programa ‘Sálvame’ para advertir a la hija de Guti de cómo es realmente el joven que ocupa su corazón pero tanto ella como su madre, Arantxa de Benito, confían en él y prefieren no dar crédito a las habladurías.

Al margen de la polémica que rodea a su hija, la presentadora ha reaparecido en el estreno de un espectáculo en la capital y, «muy tranquila», ha afirmado que ve a Zayra «bien». «Hablo con ella todos los días y la siento y la veo bien. La vida es hoy, es presente», ha añadido, asegurando que no está para nada preocupada por las informaciones que han salido sobre el carácter de Miki.

«Lo suyo es un amor presente. El pasado de uno y otro ya fue, son jóvenes y tiene que disfrutar. Están súper enamorados y felices», comenta una Aranxta contenta por su hija que, no obstante, confiesa que «si suena alguna alerta estaré ojo avizor». Por ello, la ex de Guti no duda en confesar que «ha pedido a algún compañero» los audios con testimonios de una exnovia de Miki – que no se pudieron emitir en ‘Sálvame’ por su contenido – para escuchar cómo es presuntamente el novio de su hija.

A pesar de todo, y aunque admite que a Zayra «le faltan tablas y madurez», le da un voto de confianza y señala que «si es ese tipo de hombre celoso, tendrá que ser ella la que tenga que vivirlo y decir esto no me interesa y no me gusta». Eso sí, desmiente que la joven haya cambiado sus redes sociales por él: «Ella tuvo un problema, se le cayó instagram y como tenía haters y gente que la ponía a parir pues ha decidido tener el instagram de otra forma». «De momento está bien, yo lo prefiero, mucha más tranquilidad», confiesa.

Muy sincera, Aranxta desvela que Miki, «lo poco que le conozco solo puedo decir que a mi hija le sienta fenomenal. Es cariñoso, educado, amable, simpático. En nuestra casa es bienvenido, no puedo decir otra cosa». Además, aunque no ha hablado con él ni con su familia tras los testimonios que han salido sobre su carácter, la presentadora cree que «tomará medidas al respecto. al final es tachar a una persona de cosas. No es una persona popular y está muy dolido».

Sin relación con Guti, Aranxta no sabe qué opinará el exfutbolista – del que prefiere no hablar – sobre el novio de su hija. A pesar de que su trato es «inexistente» la empresaria no ha dudado en desear a al hijo pequeño de su ex y de Romina Belluscio, «que se mejore» tras enterarse de la operación de frenillo a la que ha sido sometido recientemente el bebé, de cinco meses.