Compartir
Alberto Fernandez
Alberto Fernández, este mediodía en el Conurbano

El presidente Alberto Fernández lanzó una fuerte arenga dirigida a la militancia y aquellos argentinos que lo votaron en 2019 pero en las PASO eligieron otras alternativas. “En noviembre no interrumpamos la marcha que empezamos, sabemos que tenemos cosas que corregir, lo que no hicimos lo haremos y los errores que cometimos no los volveremos a cometer”, prometió, eufórico, en Almirante Brown.

El dato político del acto estuvo a su alrededor. Por primera vez en muchas semanas, el Presidente se mostró exclusivamente con funcionarios de su riñón, entre ellos el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Desarrollo, Matías Kulfas. El gobernador bonaerense, que suele acompañarlo a este tipo de eventos, estuvo ausente.

Hubo una excepción: en las sillas dispuestas frente al escenario principal se encontraba la intendenta Mayra Mendoza, de origen Camporista. Su partido integra al igual que Almirante Brown la tercera sección electoral y también tiene el desafío de dar vuelta la elección en noviembre.

Noticia en desarrollo